viernes, 5 de diciembre de 2008

RESISTENCIA A LA CULTURA DOMINANTE EN LA ESCUELA

LECTURA: ENSEÑANZA Y TEORÍAS DE LA RESISTENCIA.AUTOR:
HENRY GIROUX.
Los educadores conservadores analizaron el comportamiento de opciones principalmente, para definirlo no solo como un comportamiento inadaptado, sino, lo que es más importante, como destructivo e inferior.Los educadores radicales, por su lado, han ignorado generalmente los mecanismos internos de la escuela y tienden a tratar a las escuelas como cajas negras.Bajo un discurso que se ocupa primordialmente de las nociones de nominación, conflicto de clases y hegemonía, ha habido un silencio estructurado en relación a cómo maestros, estudiantes y otros viven su vida cotidiana en las escuelas.Más recientemente, han surgido una serie de estudios sobre la educación. Dichos estudios han buscado redefinir la importancia de conceptos como mediación, poder y cultura para comprender la compleja relación escuela – sociedad dominante.En estos estudios, la resistencia representa una crítica significativa a la escuela como institución y subraya actividades y prácticas sociales cuyas significaciones son, en última instancia política y cultural.Otro rasgo distintivo e importante de las teorías de la resistencia es el énfasis que hace en la importancia de la cultura y, mas específicamente, de la producción cultural. En el concepto de producción cultural encontramos la base para una teoría de la investigación humana que se construya a partir del medio colectivo, activo y en constante movimiento de las experiencias de grupos oprimidos.Según willis, las teorías de la resistencia señalan nuevos cambios para construir una pedagogía radical, cuando analizan los modos como la clase y la cultura se combina para ofrecer el bosquejo de una política cultural.Otra característica importante de la teoría de resistencia es su problematizacion de la noción de autonomía relativa. Esta noción se desarrolla mediante una serie de análisis que muestran los momentos no-reproductores que construyen y respaldan la noción fundamental de la intervención humana.